Portada Principal
    Contacto
    Barra de Video
    Galería de nuestra fauna
    San Pedro de Urabá y sus fotos
    Tradición Oral
    Deportes
    El Juglar Maestro Poeta
    Docentes baje su colilla de pago
    El Horóscopo
    Diccionario Campesino
    Versos costumbristas
    Dichos y refranes campesinos
    lenguaje campesino
    Diccionario Campesino II
    Diccionario Campesino III
    Diccionario Campesino IV
    Chat Sombrero campesino
    Mis mejores Porros en Mp3
    Contactos z

EL LEGENDARIO JUANCHO POLO VALENCIA

quen naciera en Flores de Maria , una pequeña poblacion en el departamento del Magdalena a comienzo del siglo pasado, y que dio a COLOMBIA y al exterior innumerables canciones, ha muerto ............... El campesino humilde que lleno de musica a COLOMBIA, e impuso el estilo vallenato , se nos ha ido, pero en los corazones del pueblo amante a este folklor quedaran para siempre los recuerdos del lirico compositor, que con su acordeon al hombro, su SOMBRERO VUELTIAO, y sus abarcas al suelo , nos embriago muchas veces con sus sentidas notas musicales que gratamente escuchamos por cualquier rincon del mundo.

Juancho Polo, casi olvidado a 32 años de su muerte

 

El compositor Hernán Urbina Joiro dijo una frase que quizás sea la más contundente hoy a propósito de Juancho Polo Valencia: poco a poco la gente se ha ido olvidando de él.

 

Temas como Lucero espiritual y Marleny, se escuchan como si fueran nuevos, pero en la voz de Diomedes Díaz, y muy pocos, sin embargo, los relacionan con ese  hombrecito flaco, de sombrero vueltiao, camisas de colorines y pantalones de terlenka que tocaba por los pueblos de la Costa, muchas veces tan solo a cambio de licor.

Su muerte fue casi imperceptible. Uno de sus nietos fue a llevarle el café tinto mañanero, y Juancho Polo Valencia no respondió al llamado. Estaba profundamente quieto en la hamaca donde se había echado a dormir luego de tocar, la noche anterior, en las fiestas patronales del vecino municipio de Aracataca.

Era la mañana del 22 de julio de 1978. Fundación, considerado uno de los pueblos más calientes del departamento del Magdalena, se quedó frío: Juancho Polo Valencia, había muerto. Le faltaban dos meses para cumplir 60 años de edad.

Pero nació la leyenda. Su cara arrugada y pálida, el sombrero echado hacia la derecha para ocultar la oreja incompleta, y el acordeón colgado al hombro, se convirtieron en un ícono de la expresión pura del vallenato.

Su nombre real  era Juan Manuel Polo Cervantes. Nació el 18 de septiembre de 1918 en Concordia, corregimiento del Cerro de San Antonio (Magdalena). Sin embargo, por una costumbre entre amigos de la época, fue apodado 'Valencia' por ser el apellido de un poeta nacional y en vinculación con las virtudes del joven Juan para declamar poesía.

De manera que adoptó el "Valencia" como segundo apellido en su nombre artístico, y así se le recuerda. "Juancho Polo Valencia, no tiene dientes ni tiene muelas, no tuvo grado de escuela pero al cantar es la ciencia", decía Pastor López en los 70. Y esa era la imagen que se tenía de este juglar, a lo que se sumaron el desorden, las parrandas eternas y las amanecidas en los sardineles, donde era frecuente encontrarlo sucio y borracho.

La más famosa canción suya es, sin discusión alguna, Alicia Adorada, un lamento de reclamo a Dios por la muerte de su primera esposa, Alicia Cantillo, muerta de parto en el corregimiento de Flores de María, donde se había establecido con ella.

Compuso la canción sobre la tumba de la mujer, y aunque muy poco la cantaba en parrandas porque se iba en llanto, alcanzó a llegar a oídos de Alejandro Durán, quien la interpretó en 1968 cuando se coronó Rey Vallenato en Valledupar.

En la producción de Juancho Polo Valencia se destacan Sí, sí, sí; El Paseo de Concordia, Lucero espiritual (para muchos, la más filosófica de todas), La muerte de Alfredo Gutiérrez, Niña Mane, El pájaro carpintero, el provincianito, La muerte es la que puede,  y varias otras grabadas no sólo con su propia voz, sino por los artistas más destacados de la música vallenata.

Las canciones originales que se conservan con su voz existen menos por su iniciativa y más por insistencia de sus propios amigos, como el promotor Isaac Villanueva (quien prácticamente lo llevaba a la fuerza a los estudios de Discos Tropical en Barranquilla), y su compadre Víctor Moreno.

El primero es autor de varios de los temas que aún se escuchan en voz de Juancho Polo como La Prima, Vení, vení, y El sombrerito. Moreno compuso Angélica María y l Shió, shió, entre otras. Esta última es otra de las que grabó Diomedes Díaz en 1992.

Por testimonios de sus familiares más cercanos, se sabe que la canción Jesucristo con San Juan es una interpretación muy suya del pasaje del bautizo divino. Incluso, alguna vez se le escuchó decir que Lucero espiritual era el Dios que él entendía en la Biblia.

Su hijo Sebastián dirige un conjunto que se llama 'Los herederos de Juancho Polo',  con el que toca por pueblos y en fiestas familiares. Su voz es idéntica a la del juglar y es quien se ha preocupado porque la música de su padre siga viva, pero sus intenciones de grabar no han pasado de allí por diversas razones.

En Fundación Magdalena, donde Juancho Polo fue sepultado dos días después de su deceso, no se recuerda un cortejo fúnebre más multitudinario. Sus restos fueron trasladados, varios años después, a Santa Rosa de Lima, corregimiento a pocos minutos de allí, y donde Juancho Polo pasó parte de su juventud con su hermana María.

Pero han pasado 30 años de aquella muerte, son otros tiermpos y nadie parece recordar al juglar. La organización del Festival Vallenato, cuya historia está muy vinculada con Valencia así éste nunca lo haya ganado, no tiene previsto ningún evento especial. En las emisoras especializadas en la música del Cesar tampoco se tenía nada programado hasta ayer.

Agustín Bustamante, quien realizó en los 90 una investigación minuciosa sobre la vida de Juancho Polo Valencia dice hoy, con algo de tristeza, que esta ausencia de homenajes pone en evidencia, una vez más, la necesidad de rescatar la verdadera dimensión del juglar.

El filósofo Numas Armando Gil, quien se ha preocupado por descifrar los contenidos del folclor costeño, lo dijo hace unos años: ya vendrán las épocas en que a Juancho Polo Valencia lo recuerden como se merece, como un auténtico poeta de la metafísica.

JAVIER FRANCO ALTAMAR

Corresponsal de EL TIEMPO

BARRANQUILLA

 

 Juan Polo Valencia / Biografia

 

Toda su vida la pasó tocando, cantando y viajando como un Juglar, de esos que se recuerdan y tienen historia, con la diferencia que, a éste todavía no se le ha podido reconocer como tal, porque las llamadas organizaciones y sociedades de compositores no le hacen a nuestros artistas los verdaderos reconocimientos.

Nació en Concordia (Magdalena), un corregimiento del Cerro de San Antonio el 18 de septiembre de 1918, un año después de la revuelta Bolchevique y murió un 22 de julio de 1978 en Fundación (Magdalena) a la edad de 60 años.

En esos 60 años, compuso y dio lo mejor, Quién no recuerda "Veni Veni, Alicia Dorada, Lucerito Espiritual, Pájaro Carpintero, Si, si si y las inolvidables interpretaciones de La Lira y Shio Shio?.

No estudió, tampoco tuvo cartón de bachiller, pero "cantar era su ciencia". Tuvo y llevó ese carisma durante mucho tiempo, sin ser publicitado, promocionado y comercializado por las casas disqueras, como tampoco conoció la arrogancia y la pedantería de muchos artistas que dicen llamarse "Figuras". Se dice que amenizó un sin número de parrandas sin cobrar un solo centavo; como solían ser las parrandas de esos "Tiempos idos".

Se casó con Alicia Maria Hernández Páez, el 29 de diciembre en la parroquia del Cerro de San Antonio. El mundo de poeta errante que llevó consigo, se dice que fue por la muerte de su Alicia, hecho que lo motivó para componer esa hermosa y lírica canción "Alicia Adorada".

Es un homenaje a su mujer del alma. Este tema ha viajado por todo el mundo en las voces de cantantes extranjeros y nacionales. En Colombia sus más fervientes exponentes son: Alejo Durán, Jorge Oñate, Carlos Vives y Egidio Cuadrado.

Hace rato se nos fue Juancho Polo, pobre, olvidado, esperando en lo más infinito, a que los nuevos acordeoneros e intérpretes no se olviden de sus magistrales composiciones. Muy cierta es su sentencia, cuando afirma: "Como Dios en la tierra no tiene amigo, como no tiene amigo, anda en el aire, tanto le pido y le pido, ay hombe! siempre me manda mis males".

Esta primera estrofa de ALICIA ADORADA, es inmensa y recoge una verdadera interpretación del mundo; y demuestra lo mucho que tenia de creador, lo mucho que sintió, la desesperación y la angustia por la pérdida de su compañera. Siempre la recordó en todas sus parrandas, porque se volvió bohemio y falleció con su canto parrandero y lleno de dolor:

"Se murió mi compañera, que tristeza,
se murió mi compañera que dolor
y solamente a Valencia, ay hombe,
el guayabo le dejó."

Esta composición, la conoció Alejo Durán por el año de 1942, cuando "Juancho" Polo se la tocaba, se le aguaban los ojos, y en el año 68,cuando Durán gana el Festival Vallenato, se interesó más por esta obra musical.

Polo Cervantes, nunca se imaginó que Alicia, sería un éxito cuando se la interpretó en Barranquilla a Jaime Cabrera, y mucho menos, que Alejo arreglara el lamento más exitoso y grandioso de la música de acordeón, por esa nota clara y por la expresión linguística: "Ay Hombe".

El Festival de la Leyenda Vallenata, en el año de 1972, se realizó en el estadio Chemesquemena y todos recordamos que por esos dias murió en el Concurso, tocando su caja, Cirino Castilla. Lo interesante, es poder recordar que los seguidores de "Juancho", protagonizaron una pedrea en el lugar. Todo esto, fue quizás por el amor que despertó en esa colectividad.

Tomado de Vallenato.net

 

 

 

 

EL LUCERO ESPIRITUAL DE JUANCHO POLO VALENCIA

Por: Fabio Fernando Meza - Columnista Exclusivo ParrandaVallenata.com

No extraña ya que las grandes y legendarias figuras del canto vallenato mueran revolcándose en medio de sus propios excrementos y en la más completa indigencia aún hoy día, mientras que cantantes y casas disqueras se enriquecen con el talento ajeno.
 
El 22 de julio nadie se acordó que un día como ese de 1978 murió Juan Antonio Polo Cervantes, nuestro coreado y mil veces cantado Juancho Polo Valencia. Sí, el mismo que años después le diera éxitos, plata y popularidad a cantantes como Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Poncho Zuleta, Carlos Vives, Peter Manjarrés, Iván Villazón, entre otros, que interpretan sus canciones mientras él no tuvo para su propio entierro. Algunas personas me dicen que el nombre de Juancho era en verdad Juan Polo Saavedra. Pero para todos será Juancho Polo Valencia hasta el fin de los tiempos.

¿Quién no recuerda a la famosa canción Alicia Adorada? la misma que una noche de tragos (como muchas de su enguayabada vida) cantó Juancho Polo en una parranda y a Alejo Durán que estaba presente le gustó tanto que ofreció comprársela. La vendió. Pero la plata se quedó ahí en la cantina. La canción era tan popular en la región que nadie aceptó que fuera firmada por Alejo, quién después la grabó bajo su autoría. Tocó devolverla al dueño legítimo. Esa no fue su única canción ni la más famosa. Hay cientos de ellas.

Esa canción es inmortal al igual la que dice que “el Lucero Espiritual es más alto que el hombre y que él no sabe dónde se esconde en este mundo historial”. “Filosofía popular y aplicada a la vida cotidiana por un ser humano extraordinario que no conocía la letra O ni por lo cuadrada”, diría mi hermana Isyoli.

Alicia Adorada es una elegía a la señora Alicia Carrillo, la esposa muerta del poeta, cuyo deceso se produjo sola en la casa por complicaciones al momento del parto en la población magdalenense de Flores de María. Es un reclamo injusto y desesperado el que hace Juancho Polo en esa canción. Si la señora Alicia murió solita fue porque él nunca estuvo cuando se le necesitaba, sino malvendiendo su talento por una botella de ron barato por todos los rincones de la costa.

Es famosa la frase de Juancho Polo cuando un político de la región lo buscó para que fuera a cantarle al entonces presidente de los colombianos y lo encontró tirado en un pretil borracho y revolcado en sus propios vómitos: “Dígale al presidente que si me quiere oír cantar que venga aquí donde estoy y traiga trago”.

Quizás el único día que se levantaría de su hamaca sobrio no lo alcanzó a disfrutar. Porque su nieto que tanto lo amaba, así como uno quiere a los inolvidables y tiernos abuelos, le llevó el tinto de la madrugada y ya Juancho Polo no se lo pudo tomar ni sentir el aroma reconfortante de la bebida porque estaba muerto.

Juancho Polo vivía al garete, aquí y allá y dormía donde se lo cogiera la noche o donde lo encontrara el diluvio inmisericorde que caía en esa zona en épocas de invierno.

El destino poco le sonrió a este juglar vallenato porque de los limones que están regados en el suelo del destino parece que él cogió el que estaba biche, ya que es lo que refleja los pocos momentos gratos que vivió y los muchos ingratos que padeció. Sus amigos de infancia y de parranda lo recuerdan así, con su sombreo vueltiao sucio, su camisa tropical de cuadros, su pantalón de pana gris, su aspecto desgarbado, su voz ronca y cada vez más apagada, sus abarcas remendadas (la que alguna vez cuando se quedó dormido de la borrachera tirado en cualquier parte le robaron junto al sombrero y los lentes que nunca usaba) al igual que el acordeón colgado en bandolera en su hombro. Así lo recuerdan.

Juancho Polo la mayoría de las veces cantaba a cambio de licor. La única pausa que hizo del trago fue para no llegarle borracho a su esposa cuando se juntaran en el cielo de tambores donde ella lo esperaba para seguir amándolo con todos sus defectos y sus pocas virtudes. Cumplió. Javier Franco Altamar, dice que Juancho Polo nació en Concordia, un pueblo situado en el municipio de Cerro de San Antonio, Magdalena, un 18 de septiembre de 1918; que sus amigos de parranda le cambiaron el Cervantes por el Valencia debido a su inclinación por recitales poéticos y afición musical que les recordaba a un poeta con ese apellido ilustre de la
rancia aristocracia cachaca que llegó a ser presidente. Juancho Polo vagó más que nunca después que sepultó a su esposa buscándole razones a la desaparición de alguien que lo aceptaba tal como era: feo, borracho, sin su oreja derecha, sucio, irresponsable y casi siempre sin un centavo en el bolsillo. Pero con unas cualidades y calidades para la composición impresionantes.

Juancho Polo fue enterrado con sus casi 60 años mal vividos en el cementerio del pueblo donde la muerte se condolió de él: Fundación, Magdalena. Dicen quienes presenciaron el sepelio que nunca hubo ni habrá un entierro tan multitudinario como aquel del 24 de julio de 1978 donde Juancho Polo comenzó a convertirse en el Lucero Espiritual de los actuales cantantes vallenatos que vieron en sus obras una mina de oro. Pero como decía el mismo poeta cantor: “donde quiera que uno muere, todas las tierras son benditas”.

Siempre me ha asaltado una duda respecto de Juancho Polo y ojalá los burocráticos directivos de Sayco se dignaran responderla alguna vez que estén desocupados: ¿qué pasa con las regalías de este prolífico autor después de su muerte?. Porque en vida jamás gozó de ellas y me imagino que después de muerto el perro acabada la sarna.

O tocará preguntarle a nuestro amigo y abogado de causas perdidas, al doctor Eduardo Luís Mercado, qué pasa con esas regalías. Y preguntarle también si es cierta la versión de que Sayco por cada 10 pesos que recibe invierte 8 pesos en su burocracia y sólo 2 pesos destina a los autores y compositores. Nada de raro tiene que así sea.

FABIO FERNANDO MEZA

(*) De todo corazón mil y mil gracias a todas y cada una de aquellas personas que se tomaron como propia esta investigación sobre Juancho Polo. Nombrarlas aquí se me haría interminable pero ellas saben quiénes son. Muchas gracias porque sin su labor de aportar datos y corregirme varios borradores hubiera sido imposible su publicación. Gracias de nuevo.
Fabio Fernando.
 
Comentario del Investigador: AGUSTÍN BUSTAMANTE
 BUENOS DÍAS FABIO:

ME GUSTÓ MUCHO EL TRABAJO QUE HICISTES SOBRE JUANCHO POLO VALENCIA, DE QUIEN POR MI LUGAR DE NACIMIENTO (PIVIJAY, MAGDALENA), FUE MI PAISANO (DESDE LOS SIETE MESES SE CRIÓ EN FLORES DE MARÍA, CORREGIMIENTO DE PIVIJAY); Y OBVIO QUE ME ACORDÉ Y PREGONÉ SOBRE LOS 30 AÑOS DE SU MUERTE...PERO OCURRIÓ ALGO CURIOSO, LLAMÉ E INFORMÉ A LOS LOCUTORES Y PERIODISTAS DE RADIO GUATAPURÍ, OLÍMPICA Y RUMBA, QUIENES LE DEDICARON PARTE DE SU ESPACIO A SU DISCOGRAFÍA......PERO (EN CASA DEL HERRERO CUCHILLO DE PALO) NO SE ME OCURRIÓ REGISTAR EL HECHO EN EL PILÓN (MEDIO DEL CUAL SOY EL JEFE DE REDACCIÓN).

TE INFORMO LO SIGUIENTE...TENGO UN MATERIAL IMPORTANTÍSIMO SOBRE LA VIDA DEL JUANCHO (DE HECHO TE MANIFIESTO QUE LO CONOCÍ Y LO TRATÉ, LO MISMO QUE TENGO TESTIMONIOS DE QUIENES LO RODEARON) CON EL CUAL PIENSO ESCRIBIR UN LIBRO SOBRE SU VIDA...SÓLO ME FALTA SENTARME Y HACERLO PUESTO QUE EL TRABAJO DE CAMPO LO TENGO LISTO...RESPECTO A JAVIER FRANCO ALTAMAR (A QUIEN ADMIRO POR SU ACUCIOSIDAD) TE MANIFIESTO QUE SIEMPRE SE HA INTERESADO POR LA VIDA DEL JUGLAR EN MENCIÓN...PERO ALGUNAS COSITAS QUE HA PUBLICADO (DOS VECES) EN EL PERIÓDICO EL TIEMPO SON PARTE DE MATERIAL QUE LE HE DADO (CLARO, BAJO MI AUTORIZACIÓN), SIN DESCONOCER QUE EN MENOR PROPORCIÓN, ÉL TAMBIÉN TIENE LO SUYO.

TAL VEZ LO QUE PRETENDO CON ESTO NO ES BUSCAR PROTAGONISMO, SINO QUE PERSONAS QUE SABEN DEL FOLCLOR, INVESTIGADORAS COMO TÚ, SEPAN DE DONDE SE ORIGINAN LAS COSAS.

ATTE:
AGUSTÍN BUSTAMANTE
JEFE DE REDACCIÓN EL PILÓN
 

  :  Portada Principal  :    :  Contacto  :    :  Barra de Video  :    :  Galería de nuestra fauna  :    :  San Pedro de Urabá y sus fotos  :  

  :  Tradición Oral  :    :  Deportes  :    :  El Juglar Maestro Poeta   :    :   Docentes baje su colilla de pago  :    :  El Horóscopo  :    :  Diccionario Campesino  :    :  Versos costumbristas  :    :  Dichos y refranes campesinos  :    :  lenguaje campesino  :    :  Diccionario Campesino II  :  

  :  Diccionario Campesino III  :    :  Diccionario Campesino IV  :    :  Chat Sombrero campesino  :    :  Mis mejores Porros en Mp3  :    :  Contactos z  :  



WWW.SOMBREROCAMPESINO.SUPERSITIO.NET

28803 Visitas    ::    ®
   ::    Crea tu Web Ahora en Página Web Gratis, Powered By SuperWeb y Hosting    Supermaq.cl
(Los contenidos de esta web son de exclusiva responsabilidad del creador y no de paginawebgratis.cl)